Cuando el #HinchasQueJuegan es más que un slogan

De un tiempo a nuestra parte la Institución comenzó a utilizar diferentes hashtag que identifican a la institución más allá de las redes sociales, tales como #UnClubenMovimiento y el #HinchasQueJuegan, que además luce en las camisetas y equipos de todos nuestros planteles.

Muchos podrían pensar que es solo una campaña de marketing del club, pero ese no es el fondo del asunto, sino que es realmente transmitir ese sentimiento que surge desde estos tres colores, rojo, azul y blanco que forman un escudo que va en cada camiseta a la altura del corazón, y que cada jugador que lo viste sabe su valor. No en vano, Nacional es reconocido por su campaña de haber logrado sus últimos campeonatos con jugadores formados desde abajo, de esos que visten la camiseta desde el baby o juveniles, que llegan a primera y sudan esa camiseta con el corazón y el sentimiento de hacerlo con la convicción que se merece. Querer al club y defenderlo, eso fomentan quienes van dando un paso al costado a quienes le siguen en esa cadena de jugadores que nos regalaron grandes alegrías en Primera División. Todos recordamos cuando en 2015 ganamos la final con ocho jugadores menos, pero que quienes entraron todos sabían el valor de lo que defendían en el año de nuestro centenario y lograron el campeonato desde el querer.

Nuevamente y año a año renovamos ese compromiso institucional desde todos los ámbitos y en cada uno de los deportes. Querer al club y defenderlo como a nuestra propia casa.

Días pasados asistió a las sesiones de entrenamiento de las juveniles, un jugador querido por todos los tricolores, y más aún, querido por el ambiente del fútbol, como lo es Nicolas “Zurdo” Fagundez, que tantos goles nos supo regalar, como así también lo vemos en cada oportunidad que entramos a la sede en ese cuadro del campeonato del 2010 cuando dejamos de contar y gritamos “campeones” después de 52 años, con el “Zurdo” de goleador, y que hoy se viste la camiseta del profesionalismo, estando en otros ambientes y a otra altura, pero sin olvidar ese club que lo vio nacer y crecer, que lo acompañó y donde supo volver a estar allí, donde es uno más, entrenando con las juveniles y contando experiencias personales que sirvan de ejemplo a quienes hoy siguen sus pasos como un referente institucional.

Desde las frustraciones de cuando no le tocó estar en las selecciones departamentales, a esas alegrías de levantar la copa y hoy estar más allá de nuestro medio, sin bajar nunca los brazos, sin dejar de estudiar, y compartiendo decenas de anécdotas que le van dejando cada paso y que hoy se guardan también en la mente de cada uno de nuestros juveniles que se están formando para ser los futuros defensores del club. Destacando el sacrificio permanente de tener que renunciar muchas veces a ciertas cosas como estar lejos de la familia, pero siguiendo esos sueños que se alcanzan solamente con trabajo e ideas claras.

A nuestro querido Zurdo, un verdadero hinchas que juega y que lleva en su corazón esos colores que lo vieron en uno y otro partido, en las buenas de tantos goles gritados y en las malas de levantar la cabeza y volver a darnos esperanza. Que hoy viaja por el mundo sin olvidar a Nacional F.C., la institución del Cerro de Salto que desde hace ya más de 100 años le brinda un espacio deportivo y recreativo a cientos de jóvenes diariamente.

A continuar trabajando para que más gurises puedan seguir creciendo y soñando.

NACIONAL #UnClubenMovimiento

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *